Centro de psicología Progreso

Centro de Psicología Progreso en Parla

El Centro de Psicología Progreso es un espacio de tratamiento psicológico integral donde un grupo de psicólogos y psicopedagogos te ayudarán a tratar todos tus problemas con profesionalidad, experiencia y garantía

Terapias para adultos y parejas

Terapia para adultos y parejas

Los problemas y contratiempos de nuestra vida cotidiana, en ocasiones, nos afectan intensamente y hacen que no podamos vivir de la forma deseada, generando en nosotros mismos y en los demás, malestar y sufrimiento.

En esos momentos en los que necesitamos ayuda, es necesario acudir a un especialista que nos guíe en el proceso, que desembocará finalmente en el bienestar personal y en el de los que nos rodean. Para ello, ofrecemos los siguientes servicios de terapia:

  • Depresión, ansiedad, estrés.
  • Miedos, fobias, adicciones.
  • Trastornos de la alimentación.
  • Trastornos de personalidad.
  • Consejo matrimonial y de pareja.
  • Intervención en familia.

Procedimiento de trabajo

Fase de evaluación

En este momento se recogerá toda la información que pueda ser relevante, se analizarán las causas por las que se ha podido originar el problema y las causas que lo mantienen en la actualidad. En definitiva, comprender por qué se está produciendo y de qué factores depende.

Fase de devolución

Una vez recogida la información, se propondrá una hipótesis explicativa de cómo se originó el problema y cómo se mantiene. Esté modelo explicativo es fundamental ya que en él se basa la elección de las técnicas más adecuadas para superar el problema. Siempre que sea posible la elección del tratamiento, se hará conjuntamente entre paciente y terapeuta.

Fase de tratamiento

Una tercera fase, y la más importante de todas, es la intervención. El objetivo de la terapia es dotar al paciente de las habilidades y recursos necesarios para que sea él mismo quien pueda manejar las dificultades, las interiorice en su repertorio de conductas y pueda aplicarlas en el futuro. Por lo general, los comportamientos problemáticos pueden desaprenderse de la misma manera que los aprendimos. Además, la mayoría de soluciones no son difíciles; un psicólogo puede ayudarte a encontrarlas y ponerlas en práctica para mejorar nuestros niveles de bienestar, conservar nuestro trabajo, promover y mejorar las relaciones sociales y/o volver a disfrutar con nuestra pareja.

Fase de seguimiento

Una vez aplicadas con éxito las técnicas aprendidas, el problema comenzará a desaparecer progresivamente. Cuando se van cumpliendo los objetivos propuestos las sesiones comenzarán a dilatarse en el tiempo (quince días, un mes, tres meses,…). El último fin de la intervención es que el paciente controle por sí mismo los problemas que han surgido y puedan surgir, de una manera segura e independiente. Esta fase se llevará siempre que se considere necesaria.